GEOGRAFIES DEL TERROR: LLEI DE FUGUES AL BARRANC DE LA FOS, VILAFRANCA

21/11/1946

JULIAN MARQUÉS FABREGAT

 

La noche del 19 al 20 de noviembre de 1946 apareció en Vilafranca,  pegado en la puerta de entrada de la  casa situada en la calle En Pons, 14  domicilio  del conjejal y posterior alcalde de la localidad Eladio Monfort Tena,  un “pasquin subversivo ” en el que se “injuria gravemente al Jefe del Estado” y con amenazas de muerte a varios vecinos de esa plaza.

El pasquín, de lectura obligatoria.

Por ello fue detenido, entre otros, Julian Marqués Fabregat, “Pasqualet” de Vilafranca, sospechoso por sus antecedentes de izquierdas y considerado juerguista, poco o nada trabajador y con un gasto de dinero que hacia pensar que provenia de su relación con malhechores,  siendo trasladado a la  cárcel  de Vilafranca.

Allí, al dia siguiente de la detención se les ordena a los guardias de primera y segunda Juan Polo Royo y Florentino Ruano Tamamee que interroguen al detenido. Según la declaración de estos que se encuentra en la “averiguación de las causas de la Muerte de Julián Marques Fabregat” del sumario 751-V-1946, cuando estos dos abrieron la puerta ya que no habia luz  electrica en el interior , el detenido les dio un empujon a “la pareja y  carcelero y emprendió la fuga”.

 

Esto entra en contradicción de la declaracion de Miguel Prades Tena, “carcelero” pues este afirma que mientras estaba comiendo “se presentó una pareja requiriéndole para que  abriera la puerta de la cárcel, con el fin antes expresado, lo que efectuó sacando la pareja al detenido y cerrando nuevamente la puerta de la cárcel”. Continua el relato diciendo que se fue a su casa, situada encima de la cárcel para continuar comiendo pero antes de retomar la comida pudo oir varios disparos de arma de fuego. Posteriormente, continua en su declaracion, se suma a la declaracion “oficial” de los guardias diciendo que se sumó a la persecución , que los guardias le dieron el “alto a la guardia civil sin que el sujeto cesara en su veloz carrera” momento en que los guardias empezaron con el fuego de pistola hasta llegar al Pou de Llamia momento en que se le dijo de ir a dar aviso al Comandante de Puesto y ya no regresó.

La puerta de la prisión es de reducidas dimensiones por lo que hace dificil pensar que el prisionero pueda empujar y pasar por encima de las tres personas que habia allí

El relato de los hechos por parte de los guardias nos lleva a la puerta de la prisión, momento en el que al abrir la puerta de esta, Julián Marques dio un fuerte empujón            ” para abrirse paso y emprender la fuga, lo que efectuó saliendo velozmente por calle Benasal en dirección   barranco de la Foz, saliendo con su compañero de pareja en su persecución dándole repetidas voces de “ALTO A LA GUARDIA CIVIL”, sin que a pesar de ello cesara el fugitivo en su huida, por cuyo motivo hizo uso de la pistola reglamentaria consumiendo varios cartuchos y creyendo haberle alcanzado alguno de ellos, perdiendole de vista por haberse introducido entre unos peñascos pero continuando en su búsqueda fué hallado como unos veinte minutos mas tarde al parecer cadáver, en el fondo del citado baranco”. La declaración del otro perseguidor difiere en poco salvo en el detalle que debido a problemas con su pierna contusionada lo perdió de vista y siguió el rastro de sangre hasta el punto donde se despeñó.

El “Pou de Llamia” en el Barranc de la Fos, donde se encontró el cadaver. 21/11/2018

Los documentos fotografiados mostrados pertenecen al Archivo Histórico de la Provincia de Castellón (Caja 11245), Registro civil de Vilafranca, Archivo Intermedio Militar Centro  Valencia  (http://www.portalcultura.mde.es/cultural/archivos/) Fichero 2a-9a  Archivo General Histórico de Defensa, Sumario 751-V-1946 . Los autores citados lo son a traves de sus libros: https://blog.maquisimasovers.com/sin-categoria/la-bibliografia/  Este blog forma parte de mi TFM “Geografies de Conflicte i Confluència: Maquis i Masovers als Ports-Maestrat del Máster en Fotografía, Arte i Técnica de la Universitat Politècnica de València.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Geografies de Conflicte i Confluència, Geografies del Terror. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *