VICTORINO PRADES PITARCH, «ORONAL»

De todos los casos en que se aplicó la «ley de fugas», posiblemente la que afectó a «Oronal» es la mas llena de  sombras, o al menos la que me es mas difícil de interpretar.

Victorino, nacido en Cantavella, era el arrendatario del Mas de l’Oronal, muy cercano al Mas dels Llivis, donde habia vivido de pequeño. Detenido, juzgado y encarcelado en la prisión de Benicarlo durante la guerra civil, se fugó de dicha càrcel para aparecer en su mas,  l’Oronal, permaneciendo alli escondido hasta 1945,  como «topo»,  en la pallissa .

Su presencia no pasaba desapercibida entre los vecinos, pues los campos eran trabajados y su esposa quedó embarazada de su hija Pilar. Finalmente se entregó a las autoridades en 1946 quedando libre aunque posteriormente, en 1947, fue detenido, encarcelado y finalmente absuelto.

Decidió, tras esto, «cambiar de aires» trasladándose junto a su amigo José Maria Querol lejos de Morella,  a la «Masia del Conde» de Borriana. Allí, aunque indultado de las acusaciones que pesaban sobré él referidas a sus actividades durante la pasada Guerra Civil, fue detenido de nuevo y trasladado al cuartel de la G.C. de Morella  para ser interrogado, interrogado duramente.

El Mas de l’Oronal. A la izquierda podemos observar la pallissa.

A partir de este momento el relato de los hechos es divergente según sea el narrador.

Por una parte el informe de la guardia civil habla de una fuga mientras iba esposado y  custodiado por un cabo y cuatro guardias segundos. Según la declaración coincidente de los cinco, cuando se dirigian al domicilio de «Torre Gargallo», circulando por la calle San Nicolas de Morella, Oronal se dió a la fuga. Debido a que hizo  caso omiso de los «reglamentarios alto a la Guardia Civil» ,  le dispararon causandole la muerta instantaneamente. Tres impactos de bala, segun la autopsia, acabaron con su vida. Esta declaración del lugar de la muerte  concuerda con la del juez que ordena el levantamiento del cadaver y la del médico que hace la autopsia.

La Calle  San Julián de Morella

 

La versión que cita Raül Gonzalez Devis,  se resumiria en que Victorino se escapó de la càrcel (se apunta que podria ser debido gracias a la colaboración del carcelero) refugiándose en el Charleston (actualmente Hotel el Cid),  junto al Portal de Sant Mateu, cuya dueña era su hermana. Desde allí, mediante una cuerda fue descolgado por la muralla; pero la cuerda era demasiado corta por lo que tuvo una caida que le dañó el tobillo. Seguidamente se dirigió hasta la «Caseta Blanca», a quilómetro y medio, posiblemente siguiendo el «Camí de Castellfort».  En la «Caseta Blanca» un amigo de la infancia lo curó pero no le dejó quedar. Oronal siguió su camino hacia l’Ombria mientras que el amigo corrió hacia el cuartel de la Guardia Civil para delatarlo.

El Charleston, junto al Portal de Sant Mateo. Actualmente con diferente nombre.

La Caseta Blanca

El Mas de l’Ombria

Un numeroso grupo de guardias civiles se dirigieron hacia l’Ombria en su persecución. Los escolares, tal como   explica una testigo, los vieron desplegados en la búsqueda. Finalmente lo encontraron y le dieron muerte. Por su parte, un testigo presencial afirma que lo mataron por «Les Casetes».

Vista del emplazamiento del Mas de les Casetes, actualmente desaparecido bajo un polígono industrial

De manera que nos encontramos, como lugar de la muerte,  ante dos sitios distantes. El hecho clave estaria en la declaración de médico y juez: murió Victorino en la calle San Nicolás tal como afirman los guardias y por tanto juez y médico no faltan a la verdad? Murió en «Les Casetes» tal como afirma quien dice haberlo presenciado y todos mienten? Murió fuera de Morella y su cadaver fue trasladado hasta la calle San Nicolas? Lo que está claro es que un tiroteo en medio de Morella, dejando el cadaver de un morellano en la calle a la espera de la llegada del juez, es un hecho que no pasaria desapercibido en la población. Lo que me deja en la extrañeza de no haber encontrado a nadie que corrobore la versión «oficial» Pero sí puedo relatar el hecho que me contó un testigo en referencia  a la fuga de Victorino. Un dia llegó su padre «tot assarat» (sofocado). Dijo que se habia escapado l’Oronal de la cárcel y que el teniente Mangas habia hecho un bando diciendo que quien lo escondiese en su casa seria pasado por las armas. Toda la familia registró la casa por si estuviese escondido en ella. Posteriormente cerraron puertas y ventanas.

Pero posiblemente, bajo la narración oficial de estos hechos, tal como apunta el historiador Raül Gonzàlez Devis,  estaria la necesidad de ocultar responsabilidades respecto a  la fuga de la cárcel de Morella. Aunque querer ocultar esta «negligencia» diciendo que un detenido esposado se habia dado a la fuga mientras era escoltado por cinco guardias tampoco es muy concluyente.

 

 

 

                               VICTORINO PRADES PITARCH (Oronal), de 36 años, «masover» del Mas de l’Oronal, Dena dels Llivis de Morella. Casado con Pilar Ferrer Querol y padre de  Rutilio, Eladio y Pilar.

 

Esta entrada fue publicada en Geografies de Conflicte i Confluència. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *