GEOGRAFIES DEL TERROR: «LEY DE FUGAS» A L’ALBARDÓ, LA POBLA DE BENIFASSÀ

12/10/1949

BAUTISTA LLUCH PRUÑONOSA

VICENTE PLA VILLALTA

L’Albardó, 12/10/2018

L’Albardó es como se denomina una doble curva de la carretera que lleva desde La Pobla de Benifassà hacia Castell de Cabres en la Partida Boveral. En esta curva, segun informes oficiales,  se encontraron con la muerte dos labradores de la comarca : Bautista Lluch Pruñonosa y Vicente Pla Villalta. Una «Ley de Fugas» mas que sospechosa oficiada por la Guardia Civil se encargó de ello. Era un 12 de octubre de 1949, festividad del Pilar, patrona de la Guardia Civil.

Todo empezó en Rossell unos dias antes. Concretamente el 9 de ese mismo mes se produce el «asesinato del guardia de Rosell, José Vinuesa «. Diferentes fuentes lo situan en las puertas del cuartel, en acto de servicio y otras a la salida del cine, fuera de servicio. Sobre la autoria  no hay ningún indicio aunque lo cierto es que fueron detenidos los vecinos de Rossell, Bautista Cervera Bel «dalla», Joaquin Pla Querol «querol», José Niñerola Pla «cañamero», Vicente Caballer Benet «tossalet», Bautista Vilaró Palma «comisario», de Sant Rafel del Riu, Bautista Lluch Pruñonosa y de La Pobla de Benifassar, Mas del Sord, Vicente Pla Villalta  por su relacion con este acto. Podemos leer en los informes que dias antes los dos fallecidos mientras cazaban se encontraron con   «el Valencià» y  «la Pastora» interesándose por el comportamiento de la Guardia Civil de Rossell y detalles sobre  los guardias. También les dieron propaganda que no quisieron llevar a sus domicilios por lo que la escondieron bajo unas piedras cerca del «Convent de Benifassà».

En el sumario encontramos este croquis elaborado por el juez despues de visitar el lugar de los hechos

Tres dias mas tarde, el 12, y segun informaciones contradictorias, Vicente Pla Vilalta y Bautista Lluch Pruñonosa fueron trasladados a pie y esposados  en busca de la citada  propaganda y que habian   escondido  (aunque porteriormente se descubrió que fueron  trasladados en camioneta desde Rossell por la pista de Fredes)   en un punto del camino,  ( y aqui llegamos a una de las contradicciones pues ya se habia rebasado con exagerada holgura el sitio donde se decia que habian escondido la propaganda y tambien el camino de La Pobla a Fredes),  y  como ya venia siendo practica habitual del discurso oficial,  los dos detenidos emprendieron la fuga por lo que los guardias que los custodiaban, tras darles infructuosamente la orden de alto , se vieron obligados a dispararles causandoles la muerte.

«… al llegar a un camino que conduce de Puebla a Fredes sobre las diecisiete horas ambos detenidos intentaron darse a la fuga, inmediatamente el Sargento dió las voces reglamentarias de alto a la Guardia Civil sin que estos se detuvieran, ordenando seguidamente romper el fuego contra los mismos que asi lo verificaron con las armas reglamentarias que tienen adjudicadas alcanzàndoles a ambos los disparos hechos por la fuerza que les ocasionaron la muerte.»

Este episodio estaba tan cargado de irregularidades que fue investigado por el Juez Militar de Castellón, Juan Serret. De la lectura del sumario se extraen las numerosas reservas que tiene el citado juez respecto a la declaracion del sargento Guillermo Gomez, (que coincide con la de los otros tres guardias), jefe de la patrulla que   conducia a los detenidos. Interpretamos, tal como aparece en el sumario y que diferentes alcaldes confirmarian, que no iban a pie ni esposados sino en furgoneta y por la carretera, que el lugar escogido por los detenidos para fugarse era el menos idoneo de todo el recorrido por lo abrupto del paraje, que no tenian ninguna relación con los hechos por los que se les habia detenido, y que todo ello nos induce a pensar que podríamos estar  ante una venganza por lo sucedido tres dias antes en Rossell. No obstante, a pesar de las reservas que plantea el juez, los cuatro guardias fueron exonerados de sus presuntas culpas.

Ambos detenidos, de significación izquierdista,  habian sido con anterioridad represaliados por su participacion en la guerra civil,  incluso Vicente Pla habia sido detenido por haber proporcionado comida a los guerrilleros. Pero nada se pudo demostrar de su participacion en los hechos de los que se les acusaba.

Mas del Sord, La Pobla de Benifassà. 12/140/2018

 

Los documentos fotografiados mostrados pertenecen al Archivo Histórico de la Provincia de Castellón (Caja 11245), Registro civil, Archivo Intermedio Militar Centro  Valencia  (http://www.portalcultura.mde.es/cultural/archivos/) Fichero 2a-9a,  Archivo General Histórico de Defensa, Sumarios . Los autores citados lo son a través de sus libros reseñados en el siguiente enlace : https://blog.maquisimasovers.com/sin-categoria/la-bibliografia/  Este blog forma parte del TFM «Geografies de Conflicte i Confluència: Maquis i Masovers als Ports-Maestrat » del Máster en Fotografía, Arte i Técnica de la Universitat Politècnica de València.
Esta entrada fue publicada en Geografies de Conflicte i Confluència, Geografies del Terror. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *